LA FRASE ...

“¿Se considera usted ante todo escritora o ante todo mujer? Cualquiera que haga esta pregunta odia y teme tanto a la literatura como a las mujeres." MARGARET ATWOOD. Escritora estadounidense. Feminista. Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008.

MUJERES LEYENDO....

MUJERES LEYENDO....

lunes, agosto 28, 2006

RESPUESTA DE CHICAS MALAS

Compañeras/os, os pongo a continuación la respuesta de dos chicas malas MARÍA ROSA FERNÁNDEZ Y PILAR SANABRIA, al escrito de Peñarroya. ARTÍCULO OFENSIVO EN PEÑARROYA. Ante el asombro e indignación que ha suscitado en muchas personas el artículo que Daniel Calero ha publicado en la revista de Feria de Peñarroya, deseamos hacer diversas observaciones. Estimamos que el tema de las reivindicaciones feministas está tratado de forma superficial e injusta. Es verdad que ha habido excesos, identificando, por ejemplo, la liberación de la mujer con la imitación de las actitudes masculinas o con la renuncia a la maternidad, pero de ahí a lo dicho por este señor hay un abismo. En primer lugar creemos que sería deseable que el señor Calero acudiera más al Diccionario de la Real Academia, o a cualquier otro, para que usara con rigor los términos que baraja en su escrito. ¿Podría por favor mirar en el diccionario el significado de género, híbrido, feminismo, machismo...?, aunque ya se sabe que la ignorancia es atrevida. En segundo lugar, nos permitimos aconsejarle que, antes de volver a escribir sobre el tema, profundice sobre los valores de la feminidad, porque algunos de los que él propone en su artículo como ideales femeninos resultan hasta ofensivos (candorosa, sumisa…); y porque duele que omita tantas otras aptitudes que reconocen los estudios más reconocidos sobre esta materia. Cada quien habrá tenido sus experiencias al respecto. Pero para que esas vivencias no ofusquen la objetividad, generalizando un caso concreto, es necesario escuchar a los que han reflexionado con acierto. Por otra parte, nos parece llamativo que el susodicho venga a decir que no hay en el acerbo popular frase alguna que hable de la dominación del hombre. Solamente en una página de Internet que hemos consultado, aparecían 268. Pero, vamos, a lo mejor le suena eso de “la mujer, con la pata quebrá y en casa”, o “darle libertad a una mujer es ampliarle la cocina”, “si un hombre pega a una mujer ella sabrá porque lo hace”, etc, etc, etc.... Nos parece sorprendente que el autor sostenga que el modo de plantear la relación sexual en una pareja de antes fuera de igualdad. Podía suceder que se diera, pero lo más frecuente, según se quejaban tantas mujeres, era que el varón impusiera la relación sexual y hasta la consumara sin preocuparse de que la mujer participara en el acto. La reivindicación feminista de que el varón –hasta por su propio beneficio- debe tener en cuenta la idiosincrasia de la fisio-psicología femenina no es una artimaña manipuladora, sino una necesidad para la buena marcha de la pareja como comunión interpersonal recíprocamente enriquecedora. El artículo prosigue con otras “perlas” que omitiremos para no alargarnos. Pero no nos resistimos a detenernos en una de ellas, que nos parece especialmente grave: el hecho de que acuse directamente a las feministas de la violencia de género. O sea, que antiguamente, cuando lo socialmente correcto era que la mujer se aguantara con los malos tratos, no existía violencia de género. Y ahora, el hecho de sacarla a la luz y denunciarla es lo que la ha provocado. Por el bien del Sr. Calero, confío en que no lea esa afirmación la familia de la chica asesinada en su pueblo no hace ni dos meses. Porque le pueden decir de todo menos bonito. En un punto sí estamos de acuerdo con el Sr. Calero: cuando al final de su artículo señala que “es el camino de la educación, que conlleva el respeto y la tolerancia, la única vía que nos traerá el amor....”. Lo que lamentamos es que él no haya demostrado ni educación, ni respeto, ni mucho menos tolerancia. ¿Acaso le molesta que las mujeres vayamos subiendo escalones y logremos caminar juntas al lado del hombre? De todos modos, lo verdaderamente grave no son las ideas que este señor ha publicado en su escrito. Lo que no nos cabe en la cabeza es que con fondos públicos se ponga este artículo en un libro de feria. Y, mucho menos aún, que esto haya sucedido en un Ayuntamiento con una alcaldesa socialista al frente. Sra. Alcaldesa, ¿conoce Vd. a Clara Campoamor? Esa mujer socialista consiguió, con su lucha, que hoy todas nosotras votemos y que Vd. ocupe ese sillón en el Ayuntamiento; igual que feministas de otras ideas políticas consiguieron el acceso de mujeres a la universidad y a puestos de relevancia. Desde luego, si Campoamor volviera, seguramente no querría ver a una mujer como Vd., que consiente un escrito de este jaez, ocupando un sillón político. Y, lógicamente, tampoco a un hombre. Esperamos que la Sra. Alcaldesa se disculpe públicamente por este hecho, tan bochornoso para la corporación municipal y tan ofensivo y perjudicial para la mujer. Y rogamos al Sr. Calero que se informe más detalladamente del tema: libros hay los que quiera; por cierto, que muchos de ellos fueron escritos por hombres. MARÍA ROSA FERNÁNDEZ Y PILAR SANABRIA. ESCRITORAS.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

escritoras de qué por lo menos tu rosa tú solamente eres una pelotas que vas de flor en flor a ver de donde puedes sacar partido

eboli100 dijo...

es muy fácil esconderse tras un anónimo para insultar a la gente, y si para ti y otros como tu el tener amistad con gente de diferentes ideas es ser pelotas ... pues muy bien ... allá tu ... otra pregunta, ¿a quién he hecho la pelota? si fuera hecho la pelota estaría ahora trabajando en una institución pública y no lo estoy. Respecto a lo de sacar partido, pues bien, los premios literarios han sido otorgados desde donde no me conocían, o ¿es que ahora tengo el poder de aduccir a la gente?